jueves, 31 de mayo de 2012

Reseña: 2 años como freelance

Este, 31 de Mayo, cumplí dos años de ser diseñadora freelance. Debería estar celebrando, ya sea con una fiesta o una comida... pero la verdad no me lo merezco. ¿Por qué? Porque lo he descuidado bastante.
Alrededor de este segundo año, ya no he tenido las mismas ganar de ir a mi despacho como el primer año. Dicen que el primer año no es fácil, el segundo tampoco. No habido mucho trabajo y eso quita motivación. Para un diseñador, el área de trabajo debe inspirar para trabajar y crear, carteles, murales, fotos, pero en mi despacho no lo hace, aun sigue siendo un cubículo de color azul pálido.
La verdad son muchas cosas, ando en una etapa rebelde, como soy mi propio jefe, hago lo que quiera y eso no esta bien. He perdido esa disciplina que tuve hace años y en menos de 6 meses me estoy echando a perder.
Muchos me pregunta si ya renuncie a ser freelance y les respondo que no, porque se que tengo un pequeña esperanza de levantarme temprano, ir presentable y abrir a mi oficina y trabajar.
Tampoco estoy diciendo que no me gusta lo que hago, al contrario, amo diseñar, solo que me acabo de dar cuenta que no estan facil ser freelancer. En una empresa, vas, te sientas, te pones a diseñar, soportas la neurosis de los superiores (no en todos lo casos, hablo de mi experiencia)  y te pagan una miseria de salario. Esa es la vida "facil". Yo no quise eso y por eso opté por ser diseñadora freelancer, pero me ha costado un trabajo, sobre todo porque no ha habido ingresos, conseguir buenos clientes y uno no progresa sin eso.
Otra cosa que me tiene esclavizada es mi tesis. Llevo un año tratando de acabarla (esta es la tercera vez que corrijo todo) y parece que soy la única de mi generación que lo esta haciendo (sin contar a dos que ya lo pasaron). Gracias a esa tesis y por el estrés por comprar libros, no tener dinero para pagarlo y por entregar a tiempo las revisiones, me enfermé a tal punto que terminé en el hospital. Luego tuve que hacer una pausa para recuperarme de una cirugía y ponerme al corriente. Desde febrero me había propuesto a terminar todo lo teórico y hacer el examen por abril o mayo, pero mi salud me necesitaba más en ese momento.
Ustedes de seguro piensa que me esta lloviendo sobre mojado, no les miento, es verdad. Pero lo que me da fuerzas es el apoyo de mi familia y mis amigos, echando porras para terminar la tesis y seguir con el despacho de diseño.
Tengo en mi pared de mi microestudio (casa) todos mis planes para remodelar mi despacho. Solo que no puedo hacer nada hasta que acabe mi tesis, lo presente y lo pase. No puedo acabar una cosa y empezar otra cosa para luego dejarlo y hacer otras cosa y así sucesivamente. No puedo. Diría mi madre: "Primero, las cosas más importantes". Cosa importante: LA TESIS. Este el ultimo compromiso con mis padres y lo tengo que cumplir.
Supongo que los años que viene podría irme mejor o peor o podría seguir igual que esté. Eso nadie lo sabe. No quiero sonar como político, pero me acabo de hacer una promesa a mi misma y espero cumplirlo. Después de la tesis, regresaré a mi despacho y lo levantaré otra vez, buscaré oportunidades de trabajo y ese pequeño espacio, lo haré mi segundo hogar.

Quiero agradecer a las personas que aun creen en mi y que me dan la confianza de hacer un buen trabajo.
¡Saludos a todos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada