sábado, 13 de noviembre de 2010

CRONICAS DEL DOCUMENTAL LOS COJOLITES DÍA 3: 4/Nov/2010

El día más largo.

Nos citamos a las 7:30am. Todo mundo con una cara de sueño; hace meses que no me levantaba a las 6am, hasta me sentí estudiante otra vez. Ya llegando todos, nos fuimos a desayunar al hotel. Había buffet.
Dejamos nuestras cosas y fuimos directito a tomar platos y servirnos. No es por nada, pero lo que comimos estaba muy rico. Hasta tuve el lujo de tomarme un café con pan tostado y mermelada.

Después de eso, agarramos nuestras chivas y nos fuimos a Jaltipan. En todo el camino, Gonzalo estuvo durmiendo y hubo un momento que me agarro un sueño, Gonzalo me contagio el sueño, pero persistí, por más que quería cerrarlos ojos y dormir, no puede.

Una hora después, llegamos al Centro de Documentación del Son Jarocho, pasamos por Ricardo Perry, el manager del grupo, y nos dirigimos hacia su rancho. Otra hora de viaje.

Ramón y Ricardo Perry iban adelante y atrás íbamos Elvin, Gonzalo y yo. Gonzalo se volvió a dormir en el camino hacia el rancho. Elvin estaba con la cámara todo el tiempo.

Llegamos al rancho y vimos que era un lugar muy tranquilo y muy sencillo. Ricardo nos enseño todo sus árboles y plantas que tenía en el rancho. Para la entrevista nos llevo a un lugar cerca de un rio. El camino… bueno eso es otra historia.

Hagan de cuenta que el camino estaba lleno de pastizales, habían honguitos, demasiados insectos; hasta Ricardo nos dijo que a veces habían serpientes y todos nos pusimos bien tensos, siempre mirábamos al piso para estar en guardia en caso de que pasará uno.

Después de media hora (la verdad no se cuanto tardamos en llegar, pero yo calculé eso) de viaja, llegamos al rio. Había unas casitas de madera cerca del rio. Era un lugar súper tranquilo, y soplaba rico el aire frio. Nos instalamos, empezamos a entrevista a Ricardo. Gonzalo se dormía entre ratos, se despertaba, caminaba, se sentaba y se volvía a dormir. Elvin todo el tiempo checaba que la cámara corriera. En mi caso, me sentaba, caminaba, tomaba fotos y hasta dibuje un rato. Ramón hacia su trabajo entrevistando a Ricardo.

Después de una hora de entrevista, regresamos al rancho. Lo mismo, siempre caminábamos con la mirada hacia abajo para cuidarnos de las serpientes. Después de otra media hora (aunque el regreso se nos hizo más rápido que la ida) regresamos al racho con los zapatos llenos de lodo a no más poder. Nos limpiamos lo más que pudimos. Entramos al carro y nos regresamos a Jaltipan.

Otra hora de viaje. Gonzalo se vuelve a dormir, Elvin seguía filmando, Ramón platicaba con Ricardo y yo sentadita en medio sin poder hacer nada.

Llegamos a Jaltipan y pasamos a dejar a Ricardo al Centro de Documentación del Son Jarocho. Era la 1:00pm. Nos dimos un break de media hora y nos fuimos a Bama a tomarnos un café para despertarnos, porque ya todos se sentían cansados y a relajarnos un rato. Platicábamos sobre el documental y todos con comentarios positivos.

Regresamos al centro de documentación y nos encontramos a Benito. Nos fuimos a un parque cerca del lugar. La idea original era entrevistar a Benito en una de las bancas del parque pero el aire no nos ayudo mucho. Así que improvisamos y filmamos la entrevista caminando. Terminamos bien cansados (mas yo, porque tuve que regresarme a buscar los cassettes porque ya se había acabado la cinta y no tenía la condición).

Nos fuimos a comer unos tacos de carnitas bien deliciosos, cerca del Bama. La plática estuvo bien entretenida, nos reímos como locos.

Regresamos a las 4:00pm. Nos alcanzó Jaime para echarnos la mano para la filmación. De nuevo entrevistamos a Noé, pero ahora dentro en un taller donde hacen guitarras y jaranas, vimos parte del proceso de cómo se hace una guitarra. Fue muy interesante.

A las 6:00pm, fue la clase de música. Tuvimos problemas para filmar la clase. Una, ya era de noche (cambio de horario, a las 6pm ya está oscuro); dos, solo había un foco de luz y los alumnos estaba a contraluz. Fue difícil captura la imagen tanto en video como foto, pero terminamos bien.

A las 7:00pm, partimos hacia Coatzacoalcos. En el camino, vimos un accidente automovilístico y pues yo empecé a rezar para que llegáramos bien. Ya en la carretera mina-coatza, estuvimos bien pendientes en no caer en los feos baches de las carreteras. Llegamos a la 8:00pm a Coatzacoalcos, y cada quien se fue a su casa.

Nada mas llegue, cené, me bañé y me dormí. Fue muy cansado, pero muy divertido.

Aquí las imágenes de ese día:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada